El ioga, el ser humà i el cosmos

Filed in Yoga by on F j, Y

post

Cuando el yoga empezó a llegar a occidente, había un poco de dudas, sobre si el yoga era un tipo de religión, o misticismo. Algunas personas se pensaban que el hombre era tan solo materia y era el punto final en la evolución de la naturaleza, y ese mundo pensante como materialismo no entendió el yoga durante algún tiempo, pero cuando poco a poco el mundo de los científicos profundizaron en los misterios de la materia, por ejemplo en los años setenta hubo la publicación de “Cosmos” con Carl Sagan, en España, se empezó a comprender y a tomar conciencia de que ésta “materia” no era el final en la evolución.
Si esto es así para un tipo de materia, también es aplicable a cualquier forma de ella.
La experiencia externa del ser humano, la percepción que tenemos a través de los sentidos, es también un producto de la materia.
También los pensamientos, sentimientos, emociones y conocimientos a través de la mente, son productos de la materia. Por tanto, no pueden ser absolutos ni finales.

Esto nos invita a pensar, que debe de haber otro campo de experiencia, y si hay otro campo de experiencia, debe de ser posible trascender las limitacions que sentimos actualmente en nuestra mente.
Porque la mente también es materia, no es en definitiva espíritu ( ya profundizaremos sobre la definición del ser humano en su totalidad des del yoga y la filosofía samkhya más adelante para poder tener más perspectiva sobre qué partes conforman el ser humano ).
Por lo tanto, también la mente si es materia se puede transformar y podemos hacer que evolucione.
Muchas personas y grupos, en occidente han comenzado a tomar conciencia y a tener esa experiencia en primera mano, gracias a esa comprensión científica y con las enseñanzas recibidas de los maestros que han divulgado el yoga en las últimas décadas
en occidente de manera expansiva, para que el hombre actual pudiera tener las herramientas para poder evolucionar con más conciencia. Esto ha empezado a marcar la necesidad de el final de una era y el comienzo de otra, algunos lo nombran cambio de era, nosotros lo llamaríamos simplemente como despertar de la conciencia.

Creemos que es por este motivo que vemos como la divulgación del yoga está teniendo en los últimos tiempos una gran huella, en una sociedad que ha estado perdiendo valores humanos y evolutivos a partir de la industrialización, y el ser humano se ha ido constriñendo como individuo separado y esclavo de su propia producción existencial, desvinculado del todo que forma parte, de su familia, sociedad, país, planeta, galaxia dentro del Cosmos.

El yoga tiene una perspectiva cosmológica de la vida y comprende al ser individual materia manifestada como microcosmos, y a la vez parte de este macrocosmos, planeta, galaxia, Cosmos.

About the Author ()

Comparteix l'art i el yoga. Doctora en Belles Arts per la UB. Titulada com a professora de Ioga per l'AEPY (Asociación Española de Practicantes de Yoga) reconegut per UEY (Unión Europea Yoga). Creadora de la plataforma "Ioga a Domicili", l'any 2008.